BMW Motorrad Academy fue creada con el fin de enseñar a nuevos pilotos de motocicletas y también mejorar las habilidades de los más experimentados. Participamos durante un día de la academia y estas son nuestras impresiones.

Comienza el día. Me levanto temprano para emprender viaje a Hacienda Santa Martina, ubicada en la precordillera de Santiago de Chile, el centro de operaciones de BMW Motorrad Academy con un solo objetivo: aprender a montar una motocicleta sin fracasar en el intento.

Claro, anteriormente he disfrutado de la adrenalina que ofrece conducir una moto, pero -en suma- no creo haber manejado una por más de 10 minutos. El desafío es grande, pero acepto la invitación de BMW Motorrad Chile con valentía. 

Primer paso: presentación de instructores y charla teórica

BMW Motorrad Academy

BMW Motorrad Academy

El primer acercamiento a la experiencia BMW Motorrad Academy llega de la mano de Andrés Jara de BMW Motorrad Chile.

Experimentado sobre dos ruedas, con miles de horas de manejo y una amplia experiencia enseñando a motociclistas nuevos y expertos, nos cuenta algunas anécdotas increíbles que ha vivido alrededor del mundo gracias a su trabajo.

Por supuesto, luego nos introduce en profundidad a los aspectos básicos de una moto: sus piezas, funcionalidades y algunos consejos prácticos al momento de montar, como la posición correcta de manos y piernas, entre otros.

BMW Motorrad Academy: comenzamos sobre la BMW G 310 R

Una de las cosas más difíciles para cualquier principiante al momento de manejar una moto es la relación de tacto entre embrague y acelerador.

A causa de esto, Andrés me entrega sus consejos para dominar la G 310 R, una motocicleta que con solo sentarse en ella se percibe ágil y robusta, lo que podría generar miedo o nerviosismo en cualquier inexperto. Eso fue lo que sentí al comienzo.

Pero el miedo se convirtió en tranquilidad rápidamente gracias al instructor, quien supervisó de cerca cada uno de mis movimientos.

Cabe destacar que la academia realiza sus ejercicios en un espacio cerrado y controlado. Además provee de chaquetas de seguridad y cascos, por lo que la experiencia es muy segura y entrega mucha confianza a nuevos pilotos.

Después de algunos minutos y muchas detenciones de motor logré hacerlo sin problemas. Incluso apoyando ambos pies en la moto mientras esta comenzaba a moverse. Primera prueba superada.

Seguimos con la BMW F 750 GS

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por MudFeed Motor (@mudfeed.motor)

Luego de un merecido descanso para hidratarnos y estirar las piernas, que ya estaban levemente agarrotadas con el nerviosismo de la prueba anterior, me aventuro con la BMW F 750 GS. Desde aquí todo fue distinto.

Si bien ya había tomado confianza gracias a los excelentes consejos del profesor y mi buen desempeño en el «start/stop», la F 750 GS me ayudó mucho en las pruebas posteriores.

BMW Motorrad Academy

BMW Motorrad Academy

Gracias a su comodidad, su tacto de acelerador muy preciso y un embrague realmente suave, las pruebas de conos fueron «pan comido». 

Sin pensarlo, junto a mis otros colegas periodistas que fueron invitados y quienes tampoco sabían manejar, sucedió lo impensado: estábamos conduciendo motocicletas sin asistencia y de manera fluida entre los conos. 

Al terminar la prueba de manejo final, Andrés nos felicita e insta a seguir aprendiendo. Luego nos invitó a un almuerzo de camaradería, broche de oro para tan excelente jornada.

Conclusiones de mi experiencia en BMW Motorrad Academy

Poniéndome en los zapatos de alguien que jamás ha montado, podría asegurar que instancias como BMW Motorrad Academy se vuelven esenciales en la bitácora de aquellos que pretenden comprar una motocicleta por primera vez.

Y no solo con el fin de aprender a manejar, sino porque los fundamentos técnicos, teóricos y prácticos que se entregan en la academia están pensados para que la experiencia en las calles del futuro piloto y su entorno sea lo más segura posible.

Así mismo, la vasta experiencia del profesor se vuelve un voto de confianza durante la clase. Su exactitud para leer la aptitudes de los alumnos y preparar pruebas según sus capacidades, todo con el fin de que aprenda más rápido y mejor, es excelente.

Si tuviera que recomendar un programa para aprender a montar una motocicleta, sin importar su ciclindrada o tipo de uso, sin duda recomendaría a BMW Motorrad Academy como una inmejorable opción. 

¿Cómo puedo participar de la academia?

BMW Motorrad Academy realiza sus clases en Hacienda Santa Martina, Lo Barnechea, en Santiago de Chile, y cuenta con variados planes para pilotos principiantes, intermedios y avanzados.

Los alumnos elegir la cantidad de días de instrucción y si prefiere realizarla sobre pavimento o la tierra. También pueden asistir con motocicleta propia o BMW puede facilitar alguna según su preferencia con un pequeño costo adicional.

Las fechas de estas clínicas son a convenir con el cliente y adecuado a sus horarios y los valores dependen del plan que se quiera adquirir. Para inscripciones y detalles sobre el costo, deben escribir a bmwmotorradacademy@inchcape.cl.